Cuando se habla de la guarda y custodia, así como del régimen de visitas, se suele pensar en los progenitores. Sin embargo, las diversas realidades familiares pueden ser muy complejas, por lo que cabe preguntarse si es posible reconocer estos derechos también a los abuelos, y este es el tema que vamos a tratar a continuación.

¿Pueden los abuelos obtener un régimen de visitas a sus nietos?

Sí, los abuelos pueden solicitar y conseguir un régimen de visitas a sus nietos. Esta es una posibilidad contemplada en el artículo 94 del Código Civil: 

[…]

Igualmente, la autoridad judicial podrá reconocer el derecho de comunicación y visita previsto en el apartado segundo del artículo 160, previa audiencia de los progenitores y de quien lo hubiera solicitado por su condición de hermano, abuelo, pariente o allegado del menor o del mayor con discapacidad que precise apoyo para tomar la decisión, que deberán prestar su consentimiento. La autoridad judicial resolverá teniendo siempre presente el interés del menor o la voluntad, deseos y preferencias del mayor con discapacidad.

[…]

Artículo 94 del Código Civil

Este derecho se funda también en el artículo 160.2 del Código Civil:

No podrán impedirse sin justa causa las relaciones personales del menor con sus hermanos, abuelos y otros parientes y allegados.

En caso de oposición, el Juez, a petición del menor, hermanos, abuelos, parientes o allegados, resolverá atendidas las circunstancias. Especialmente deberá asegurar que las medidas que se puedan fijar para favorecer las relaciones entre hermanos, y entre abuelos y nietos, no faculten la infracción de las resoluciones judiciales que restrinjan o suspendan las relaciones de los menores con alguno de sus progenitores.

Artículo 160.2 del Código Civil

El derecho de los abuelos a conseguir un régimen de visitas fue introducido en el Código Civil a través de la Ley 42/2003, de 21 de noviembre, de modificación del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil en materia de relaciones familiares de los nietos con los abuelos.

La exposición de motivos de dicha ley habla del papel fundamental que ejercen los abuelos, así como de la necesidad de su reconocimiento. Uno de los razonamientos de dicha exposición de motivos es el siguiente:

En efecto, cabe entender que los abuelos, ordinariamente ajenos a las situaciones de ruptura matrimonial, pueden desempeñar un papel crucial para la estabilidad del menor. En este sentido, disponen de una autoridad moral y de una distancia con respecto a los problemas de la pareja que puede ayudar a los nietos a racionalizar situaciones de conflicto familiar, favoreciendo en este sentido su estabilidad y su desarrollo. Contrarrestar situaciones de hostilidad o enfrentamiento entre los progenitores y dotar al menor de referentes necesarios y seguros en su entorno son circunstancias que pueden neutralizar los efectos negativos y traumáticos de una situación de crisis.

Así pues, a día de hoy se reconoce legalmente la importancia que tiene para los niños relacionarse con los abuelos, y, por ende, el derecho de estos a tener un régimen de visitas, que se podrá reconocer aun cuando los progenitores se opongan a ello (sin causa justa).

Algunos de los criterios que tendrá en cuenta el juez a la hora de reconocer dicho régimen de visitas son la relación que los abuelos y los nietos hayan tenido hasta ese momento, la distancia entre los domicilios de unos y otros, la edad del niño, etc.

¿Se puede otorgar la custodia a los abuelos?

Si bien se trata de una circunstancia que no se suele dar, sí existe legalmente la opción de que los abuelos obtengan la guarda y custodia de sus nietos, ya que viene reconocida en el artículo 103.1 del Código Civil:

[…]

Excepcionalmente, los hijos podrán ser encomendados a los abuelos, parientes u otras personas que así lo consintieren y, de no haberlos, a una institución idónea, confiriéndoseles las funciones tutelares que ejercerán bajo la autoridad del juez.

[…]

Artículo 103.1 del Código Civil

En 2023 se dictó la primera sentencia en España que otorgaba la guarda y custodia a los abuelos, en la Audiencia Provincial de Pontevedra. Se trata de un caso en el que habían sido los abuelos quienes habían estado cuidando de los niños durante años, por lo que la situación se regula dándoles la guarda y custodia, si bien los padres conservaban la patria potestad de sus hijos.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.