En este post explicamos en qué consiste el delito de estafa: cuándo se entiende cometido, sus modalidades y las diferentes penas que conlleva.

Tipo básico del delito de estafa

El delito básico de estafa del artículo 248 del Código Penal consiste en, con ánimo de lucro, utilizar engaño bastante para producir error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno.

Por lo tanto, en el delito de estafa se tienen que dar los siguientes elementos:

  • Ánimo de lucro, lo que se traduce en la intención de conseguir algún tipo de provecho económico o patrimonial.
  • Engaño bastante para provocar error en otro, por lo que el engaño tiene que ser importante. La jurisprudencia considera que tiene que haber engaño suficiente y proporcional para el objetivo buscado.
  • Inducir a otro a que haga un acto de disposición en perjuicio propio o ajeno. Puede ser tanto un desembolso de dinero, como la entrega de un bien patrimonial o la prestación de algún servicio.

En el delito básico del delito de estafa, la pena será de prisión de 6 meses a 3 años, y para su fijación se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

  • El importe de lo defraudado.
  • El quebranto económico que se le haya causado al perjudicado.
  • Las relaciones entre el perjudicado y el defraudador.
  • Los medios empleados por el defraudador.
  • Todas las demás circunstancias que permitan valorar la gravedad de la infracción.

Se trata de un delito en el que no cabe la comisión imprudente, por lo que siempre será un delito doloso, y además es un delito de resultado, porque se tiene que producir tanto el acto de disposición que perjudica a otro, si bien se puede dar en grado de tentativa.

Un ejemplo del delito de estafa sería vender un coche habiendo trucando el cuentakilómetros, de forma que parezca que tiene un número de kilómetros inferior al que realmente ha hecho el vehículo.

Hoy en día están especialmente de actualidad las llamadas estafas amorosas, donde una persona hace creer a otra que tiene un interés romántico en ella, y que está pasando por todo tipo de apuros económicos, para conseguir que la otra persona le pase unas importantes cantidades de dinero.

Otras modalidades del delito de estafa

El artículo 249 del Código Penal establece otras formas de cometer el delito de estafa:

  • Con ánimo de lucro, obstaculizando o interfiriendo indebidamente en el funcionamiento de un sistema de información o introduciendo, alterando, borrando, transmitiendo o suprimiendo indebidamente datos informáticos o valiéndose de cualquier otra manipulación informática o artificio semejante, conseguir una transferencia no consentida de cualquier activo patrimonial en perjuicio de otro.
  • Utilizando de forma fraudulenta tarjetas de crédito o débito, cheques de viaje o cualquier otro instrumento de pago material o inmaterial distinto del efectivo o los datos obrantes en cualquiera de ellos, realizar operaciones de cualquier clase en perjuicio de su titular o de un tercero.
  • Fabricar, importar, obtener, poseer, transportar, comerciar o de otro modo facilitar a terceros dispositivos, instrumentos o datos o programas informáticos, o cualquier otro medio diseñado o adaptado específicamente para cometer las estafas previstas en el mismo artículo 249.
  • Para su utilización fraudulenta, sustraer, apropiarse o adquirir de forma ilícita tarjetas de crédito o débito, cheques de viaje o cualquier otro instrumento de pago material o inmaterial distinto del efectivo.

Además, se impondrá la pena en su mitad inferior a quien, para su utilización fraudulenta y sabiendo que fueron obtenidos ilícitamente, posea, adquiera, transfiera, distribuya o ponga a disposición de terceros tarjetas de crédito o débito, cheques de viaje o cualesquiera otros instrumentos de pago materiales o inmateriales distintos del efectivo.

Por otro lado, el artículo 251 del Código Penal establece pena de prisión de 1 a 4 años para quien:

  • Atribuyéndose falsamente sobre una cosa mueble o inmueble facultad de disposición de la que carece, bien por no haberla tenido nunca, bien por haberla ya ejercitado, la enajene, grave o arriende a otro, en perjuicio de este o de tercero.
  • Disponga de una cosa mueble o inmueble ocultando la existencia de cualquier carga sobre la misma, o para quien, habiéndola enajenado como libre, la grave o enajene nuevamente antes de la definitiva transmisión al adquirente, en perjuicio de este, o de un tercero.
  • Otorgue en perjuicio de otro un contrato simulado.

Modalidad agravada del delito de estafa

Hay una serie de casos, recogidos en el artículo 250 del Código Penal, en los que se impone una pena agravada, de prisión de 1 a 6 años y multa de 6 a 12 meses, por el delito de estafa. En concreto, cuando:

  • Recaiga sobre cosas de primera necesidad, viviendas u otros bienes de reconocida utilidad social.
  • Se lleve a cabo con abuso de firma de otro, o sustrayendo, ocultando o inutilizando, en todo o en parte, algún proceso, expediente, protocolo o documento público u oficial de cualquier clase.
  • Recaiga sobre bienes que integren el patrimonio artístico, histórico, cultural o científico.
  • Revista especial gravedad, conforme a la entidad del perjuicio y a la situación económica en que quede la víctima o a su familia.
  • El valor de la defraudación sea superior a 50.000 euros, o afecte a un alto número de personas.
  • Se cometa abusando de las relaciones personales que existan entre víctima y defraudador, o si este aprovecha su credibilidad empresarial o profesional.
  • Se cometa estafa procesal, en la que se incurre cuando, en un procedimiento judicial de cualquier tipo, se manipulen las pruebas en que se pretendieran fundar sus alegaciones o se emplee otro fraude procesal análogo, provocando error en el juez o tribunal y llevándole a dictar una resolución que perjudique los intereses económicos de la otra parte o de un tercero.
  • Al cometer el delito el culpable hubiera sido condenado ejecutoriamente al menos por tres delitos comprendidos en el capítulo VI del título XIII del Código Penal. No se tendrán en cuenta antecedentes cancelados o que debieran serlo.

¿Las personas jurídicas pueden cometer delito de estafa?

Sí, las personas jurídicas pueden cometer un delito de estafa, tal como establece el artículo 251 bis del Código Penal.

Cuando de acuerdo con lo establecido en el artículo 31 bis una persona jurídica sea responsable de los delitos comprendidos en esta Sección, se le impondrán las siguientes penas:

a) Multa del triple al quíntuple de la cantidad defraudada, si el delito cometido por la persona física tiene prevista una pena de prisión de más de cinco años.

b) Multa del doble al cuádruple de la cantidad defraudada, en el resto de los casos.

Atendidas las reglas establecidas en el artículo 66 bis, los jueces y tribunales podrán asimismo imponer las penas recogidas en las letras b) a g) del apartado 7 del artículo 33.

Artículo 251 bis del Código Penal

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 5 / 5. Votos: 1

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.