La demanda de filiación o paternidad es aquella que se interpone con la finalidad de demostrar judicialmente que una persona es progenitora de otra. 

Aunque nada obsta legalmente a que se utilice este procedimiento para acreditar la maternidad de una mujer sobre un hijo, lo normal es que se interponga una demanda de filiación para acreditar la paternidad.

Los procedimientos sobre filiación, paternidad y maternidad se regulan en los artículos 764 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil, y la reclamación de la filiación se regula en el artículo 131 y siguientes del Código Civil.

¿Quién puede presentar una demanda de filiación o paternidad?

En caso de que el hijo cuya paternidad se quiere acreditar sea mayor de edad, él será la persona que estará legitimada para presentar la demanda. Si se trata de una persona menor de edad, la podrá presentar su representante legal (normalmente será la madre) o bien el Ministerio Fiscal.

Por otro lado, cuando dicho hijo sea una persona con discapacidad con medidas de apoyo para su ejercicio, él mismo podrá presentar la demanda, o bien la persona que preste el apoyo y tenga la facultad de hacerlo o, en su defecto, el Ministerio Fiscal.

¿Cuál es el plazo para presentar la demanda?

El hijo podrá presentar durante cualquier momento de su vida, tal como dispone el artículo 133.1 del Código Civil. En caso de que este haya fallecido, habrá que tener en cuenta otros plazos que explicaremos más adelante.

¿Dónde se presenta la demanda?

La demanda de filiación o paternidad se presenta en el juzgado de primera instancia correspondiente al domicilio del demandado.

¿Qué se necesita para presentar la demanda?

A la hora de presentar una demanda de filiación o paternidad, es fundamental contar con un principio de prueba de que existieron relaciones íntimas entre la madre y la persona contra la que se interpone la demanda (como ya hemos indicado, lo normal es que el demandado sea el presunto padre).

Se admiten todo tipo de pruebas, incluso biológicas. Por lo tanto, pueden ser fotografías, vídeos, conversaciones escritas, testigos, etc.

¿Qué ocurre si el demandado no acepta someterse a una prueba biológica?

En caso de que el demandado no acepte realizarse la prueba de paternidad, se podrá reconocer la filiación, siempre y cuando haya otros indicios de la misma y no se haya conseguido la prueba de paternidad por otros medios.

¿Se puede presentar una demanda de filiación o paternidad si el presunto padre o el hijo han fallecido?

Si, en ambos casos se puede presentar la demanda. Cuando es el presunto padre quien ha fallecido, existe la posibilidad de interponer la demanda contra sus herederos.

Por el contrario, si es el hijo quien ha fallecido, sus herederos pueden demandar en caso de que no hayan pasado más de 4 años desde que el fallecido cumplió la edad de 18 años, o bien si no han pasado más de un año desde que se descubrieron las pruebas en las que se base la demanda. En ambos casos, sus herederos podrán demandar durante el tiempo que falte para que finalicen dichos plazos.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.