El título ejecutivo europeo es un instrumento legal que permite que una resolución de un Estado miembro de la Unión Europea sea ejecutable en otro Estado miembro, sin que sea necesario recurrir a ningún otro procedimiento intermedio para ello.

Por lo tanto, con el título ejecutivo europeo, se elimina la necesidad del exequátur para las resoluciones en las que aquel resulta de aplicación.

¿Dónde se regula el título ejecutivo europeo?

El título ejecutivo europeo se regula en el Reglamento (CE) nº 805/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de abril de 2004, por el que se establece un título ejecutivo europeo para créditos no impugnados.

¿Dónde se aplica el título ejecutivo europeo?

Este instrumento resulta de aplicación en todos los Estados miembro de la Unión Europea, a excepción solo de Dinamarca.

¿A qué resoluciones se aplica el título ejecutivo europeo?

El título ejecutivo europeo se aplica en materia civil y mercantil, independientemente de la naturaleza del órgano jurisdiccional. No se incluyen las materias fiscal, aduanera ni administrativa, ni aquellos casos en los cuales el Estado incurra en responsabilidad por acciones y omisiones en el ejercicio de su autoridad (“acta iure imperii”).

Quedan excluidos del ámbito de aplicación del título ejecutivo europeo:

  • El estado y la capacidad de las personas físicas, los regímenes económicos matrimoniales, los testamentos y las sucesiones.
  • La quiebra, los procedimientos de liquidación de empresas o de otras personas jurídicas insolventes, los convenios entre quebrado y acreedores y demás procedimientos análogos.
  • La seguridad social.
  • El arbitraje.

Por otro lado, los títulos ejecutivos que se certifican como título ejecutivo europeo son resoluciones, transacciones judiciales y documentos públicos con fuerza ejecutiva sobre créditos no impugnados.

También se aplica el título ejecutivo europeo a aquellas decisiones que resuelven los recursos interpuestos contra resoluciones, transacciones judiciales o documentos públicos con fuerza ejecutiva certificados como títulos ejecutivos europeos.

¿Cuándo se considera un crédito no impugnado?

Un crédito se considera no impugnado en los siguientes casos:

  • Si el deudor ha manifestado de forma expresa su acuerdo sobre el mismo, a través de su admisión o por transacción aprobada por un órgano jurisdiccional o celebrada en el curso de un procedimiento judicial ante un órgano jurisdiccional.
  • Si el deudor nunca lo ha impugnado, cumpliendo los correspondientes requisitos procesales de la ley del Estado miembro de origen, en un procedimiento judicial.
  • Si el deudor no ha comparecido ni ha sido representado en la vista relativa a dicho crédito después de haber impugnado inicialmente el crédito en el transcurso del procedimiento judicial, si dicho comportamiento equivale a una aceptación tácita del crédito o de los hechos alegados por el acreedor de acuerdo con la legislación del Estado miembro de origen.
  • Si el deudor lo ha aceptado de manera expresa en un documento público con fuerza ejecutiva.

¿Cuáles son los requisitos para la certificación como título ejecutivo europeo?

Los requisitos para la certificación como título ejecutivo europeo que debe cumplir una resolución sobre un crédito no impugnado son los siguientes:

  • La resolución debe ser ejecutiva en el Estado miembro de origen.
  • La resolución no puede ser incompatible con las normas en materia de competencia establecidas en las secciones 3 y 6 del capítulo II del Reglamento (CE) n° 44/2001.
  • En el caso de un crédito no impugnado a efectos de las letras b) o c) del apartado 1 del artículo 3, los procedimientos judiciales en el Estado miembro de origen deben cumplir los requisitos establecidos en el capítulo III.
  • La resolución debe haberse dictado en el Estado miembro en que esté domiciliado el deudor con arreglo al artículo 59 del Reglamento (CE) n° 44/2001, si se dan las siguientes condiciones:
    • Tratarse de un crédito no impugnado a efectos de las letras b) ó c) del apartado 1 del artículo 3.
    • Referirse a un contrato celebrado por una persona, el consumidor, para un uso que pueda considerarse ajeno a su actividad profesional.
    • Que el deudor sea el consumidor.

¿Cómo se expide el título ejecutivo europeo?

El título se expide cumplimentando el formulario normalizado que aparece en el Anexo I del Reglamento (CE) nº 805/2004, en la misma lengua que la resolución.

El certificado de título ejecutivo europeo parcial

Cuando solo ciertas partes de la resolución cumplan los requisitos del Reglamento (CE) nº 805/2004, se expedirá un certificado de título ejecutivo europeo parcial solo respecto de esas partes.

La rectificación o revocación del certificado de título ejecutivo europeo

Siempre que se solicite previamente ante el órgano jurisdiccional de origen, el certificado de título ejecutivo europeo se podrá:

  • Rectificar, si, debido a un error material, existen discrepancias entre la resolución y el certificado.
  • Revocar, si la emisión del certificado es manifiestamente indebida a tenor de los requisitos del presente Reglamento (CE) nº 805/2004.

A la rectificación y revocación del certificado de título ejecutivo europeo se les aplicará el Derecho del Estado miembro de origen.

La ejecución del título ejecutivo europeo en España

El título ejecutivo europeo se ejecuta en España siguiendo las normas del Derecho procesal español, sin distinción alguna respecto a cualquier otra resolución que haya sido emitida por los tribunales españoles.

Por lo tanto, el procedimiento que corresponda será el que en cada caso establezca la Ley de Enjuiciamiento Civil, y las causas de oposición serán las mismas que en las resoluciones judiciales españolas.

¿Te ha gustado el contenido?

Puntuación media 0 / 5. Votos: 0

¡Todavía no hay votos! Sé el primero en valorar el contenido.